InicioTodo TwitterContactoAboutsuscribirflecha

La Privacidad en Twitter

sábado, 22 de agosto de 2009

Algunos aspectos a tener en cuenta para mantener seguros nuestros datos personales en Twitter.


Follow me

No voy a hablar aquí de la Política de Privacidad de Twitter que se encuentra disponible para todos nada más acceder al servicio y que todo usuario debería haber leído, al menos por curiosidad. Quiero centrarme en aquellos aspectos que nosotros mismos podemos controlar para mantener intactos aquellos datos personales y comentar algunas dudas sobre dónde se ven o no cada uno de nuestros tweets.

Está claro que desde un primer momento podemos configurar nuestra cuenta para que nuestros tweets sean privados y que sólo puedan ser leídos por los usuarios a los que les demos previa autorización desde nuestra cuenta. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que si ya llevamos algún tiempo twitteando de manera pública y decidimos privatizar nuestros tweets, los tweets anteriores a dicho cambio aún serán visibles desde la mayoría de clientes, widgets y servicios que hayamos estado utilizando hasta ese momento. Sé que es algo aparentemente obvio, pero muchos usuarios privatizan sus cuentas después de emitir algún tweet comprometido o de despacharse a gusto con algún otro usuario, marca o servicio en espera de "esconder" sus tweets... tarde amigo.



Sobre los tweets privados corre también el extraño rumor de que si un un usuario añade una cuenta privada a una de sus listas, sus tweets serán visibles para todos aquellos terceros que sigan dicha lista, aunque el usuario "original" no les haya permitido leerlos. Nada más lejos de la realidad, en ningún momento se muestran en las listas los tweets de un usuario con cuenta protegida si éste no te ha dado autorización previamente.

Los usuarios que hemos decidido emitir nuestros tweets de manera pública tampoco estamos exentos de cumplir ciertas reglas o normas si realmente queremos preservar nuestros datos más privados en Twitter.

1.- Los datos con que cumplimentes los datos de tu perfil, a pesar de ser muy importantes como ya hablamos el otro día, han de ser siempre de carácter genérico, es decir, nunca des datos que pudieran ser susceptibles de ser utilizados de alguna manera contra ti.

2.- Nunca , nunca, nunca compartas datos privados en tu timeline público, como direccion de email, números de teléfono o dirección real. Aunque a primera vista pueda parecer una recomendación ridícula, en ocasiones olvidamos que existe el Public Timeline, donde aparecen absolutamente todos los tweets emitidos de manera pública y que pueden ser leídos por cualquiera, tenga o no cuenta de Twitter. Además, los tweets quedan siempre archivados aunque en unos días no puedan ser encontrados en la búsqueda de Twitter, cualquier tweet que emitas quedará permanentemente almacenado y podrá ser "devorado" por cualquier robot-busca-email-para-sacarte-de-quicio-spameando-tu-correo. Ni que decir tiene si lo que twitteamos en público es nuestro número de teléfono el desastre podría ser...
Llevo un tiempo en esto de Twitter y me he dado cuenta de que este tipo de errores se suele dar en usuarios que utilizan clientes de terceros para twittear, especialmente usuarios de TweetDeck y clientes similares que "confunden" la pestaña para enviar mensajes directos con la del timeline público. Éste es un error más común de lo que muchos imaginan, y aunque es comprensible, no estaría de mal comprobar varias veces que enviamos nuestro tweet por el canal apropiado... por si las moscas.





3.- Es falso pensar que si no tienes seguidores nadie lee tus tweets, y vuelvo a remitirme al Public Timeline donde aparecerán te siga otro usuario o no (siempre y cuando tus tweets no están protegidos). Además, puede que estés siendo seguido por algún usuario desde una lista privada, que no se mostrará en tu contador de listas.

4.- Está claro que somos dueños y señores de nuestros tweets, pero debemos tener en cuenta que aunque borremos un tweet unos segundo después de haberlo emitido, éste probablemente habrá recorrido ya gran parte de su ruta, y habrá sido leído por un alto porcentaje de usuarios, sobre todo los que no twitteen vía web (a éstos sí se les borrará al recargar la página), y que seguirán reflejados en el caché de sus clientes, donde nosotros no tenemos acceso.

5.- Mucho ojo con las actualizaciones desde Foursquare, es un servico que se está poniendo muy de moda y aunque me encanta, y cuando tenga un terminal adecuado pienso utilizar más a menudo, el expresar de una manera tan específica dónde estamos, puede traernos algunas consecuencias, sobre todo porque también desvela dónde NO estamos... y aunque sea algo un poco difícil de creer, casos como los relatados en este artículo hacen pensar a uno...

6.- Cuando pruebes cualquier aplicación para twittear o algún servicio web que integre Twitter hazlo siempre de manera segura y fiable. Aboga siempre por servicios cuyo registro sea vía Twitter Oauth y recuerda revisar cada cierto tiempo tu apartado Conexiones para comprobar que no se haya "colado" ninguna aplicación no deseada. Hace poco vivimos un extraño ataque a Twitter que utilizaba los datos introducidos en servicios de descargas para acceder a nuestro email y nuestra cuenta de Twitter, o algo similar, porque nunca se volvió a saber más del tema.





En definitiva:

Ten presente que la Política de Privacidad de Twitter, como decía hace tiempo Marcelino Madrigal en su blog tiene letra pequeña, aunque no difiere en demasía con la propia Política de privacidad de Google a la que ya estamos más que resignados.

Tú eres el responsable de tus tweets, nunca twitees nada que te ponga en compromiso o alguna información demasiado privada, recuerda que todo queda en la red y que en cualquier momento puede ser utilizado en tu contra.

Sé libre de publicar aquello que desees, no te sientas condicionado ni por ésta ni por otras entradas al respecto, pero ten presente que si eres un usuario activo de Twitter muchas veces se corre el riesgo de caer en errores pueden derivar en bloqueos de cuentas, spam en el correo, llamadas inapropiadas, robos de cuentas....

 
Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Te daría algunas, pero ya me las comí todas De acuerdo